Aceite de Azafrán

El aceite de Azafrán tiene innumerables usos tópicos gracias a sus amplios beneficios para la piel. Contiene un potente químico llamado Safranal que le da un olor especiado a madera , muy parecido al del heno.

El aceite de azafrán está indicado especialmente para el tratamiento de afecciones cutáneas como las eccemas, la psoriasis, y el acné por ejemplo. También se usa para aliviar los síntomas de picaduras. Es altamente hidratante, con lo que da a la piel un brillo radiante y saludable.

También es utilizado para dar con él masajes terapéuticos, una de las recetas que podemos preparar en casa con una mezcla de aceites y algunas hebras de azafrán es la siguiente:

  • media taza de aceite de oliva virgen extra
  • otra media de aceite de almendras
  • Azafrán

Mezclar todo en un recipiente puesto al baño maría, remover concienzudamente hasta que se mezclen bien todos los ingredientes. Dejar enfriar la mezcla y masajear el cuerpo con este ungüento.

Y como nota aclaratoria decir que el azafrán, al contrario que la mayoría de las especias puede disolverse en líquidos, de hecho como mayor olor y sabor se obtiene es sumergiéndolo en aceite u otros líquidos como el vino, el agua caliente o incluso la leche. Manténgalo al fuego mientras el líquido adquiere un color amarillento-anaranjado, y listo para utilizar.